Canadians are nice

Todavía abrumada por lo todo lo que había pasado en los meses anteriores me parecía mentira estar aquí. Llegar para el final del verano fue lo mejor pues el clima es muy agradable. Salir a caminar sin la preocupación de un robo o de alguna grosería por parte del genero masculino es algo que todavía no logro acostumbrarme del todo. La primera diferencia que noté es que los canadienses son gente amable, yo sabía que eran conocidos y burlados por esto pero esta vez lo estaba palpando día a día, y la verdad es que todavía me sorprendo de la amabilidad de la gente aquí. Seguro no todos son así, pero al menos me alegra saber que la mayoría sí lo son. En Quito yo estaba (y estoy), acostumbrada a caminar con paso fuerte, a verme segura y tener una mirada agresiva. Además, hay que estar alerta sobre cada cosa que sucede alrededor de 2 cuadras; si alguien se cambia de vereda sin sentido, si alguien te mira constantemente y si los pasos de atrás están muy cerca. Así mismo estaba yo caminando por los suburbios de Oshawa cuando los pasos de atrás estaban muy cerca a los míos, inmediatamente me di la vuelta y puse mi cara de pocos amigos cuando un señor de aproximadamente 60 años dijo: Good Morning, y siguió caminando de manera rápida pues estaba haciendo un poco de ejercicio, no me dio tiempo de contestar el saludo, además la adrenalina seguía corriendo por todo mi cuerpo y en ese momento me di cuenta que definitivamente no estoy caminando por las calles de la Mariscal en Quito. Así mismo en las tiendas, supermercados y restaurantes veo una diferencia siempre: cuando te saludan lo hacen naturalmente y nunca me he sentido presionada en una tienda por el empleado/a que no deja de insistir con su: ¿le puedo ayudar en algo?, voy en mi segundo año como residente de Canadá y hasta ahora, en todas las tiendas me han dicho: si necesitas ayuda me dejas saber, y punto no es necesario recordarmelo cada 5 minutos y eso hace que el shopping sea mucho más relajado. Los peatones tienen la preferencia siempre y eso hace que hasta ahora me vean como cosa rara cuando yo cruzo la calle corriendo, pues en Quito es corre o te atropello. La vida en Ontario es más relajada, las personas siguen las reglas al caminar y al conducir y ese orden hace que todo fluya. Aun así, de vez en cuando, extraño el caos de Quito, esa conveniencia de hacer lo que le resulte mejor a cada uno y la falta de tiempo para ser amable, o tal vez es la desconfianza por la inseguridad (en todos los sentidos de la palabra), lo que hace que cada uno jale para su lado pretendiendo que no  nos importa la persona de alado. Sí, todavía extraño esa vida caótica de vez en cuando, y cómo no extrañar lo que conocí como mío por casi 30 años? Esa es mi ciudad, esa es mi tierra, la que me vio crecer y ser lo que soy ahora. Es como esa canción de Gloria Estefan… “La tierra donde naciste no la puedes olvidar porque tiene tus raíces
Y lo que dejas atrás. La tierra te duele, la tierra te da en medio del alma, cuando tú no estás

Canadians are nice (ENG)

Due to the fact that I live in Canada now and both English and Spanish are part of my life, time permitting, I’ll translate my blog entries to English.

Arriving in Canada at the end of the summer was the best thing I did because the weather is not extreme, just perfect! I was still overwhelmed for everything that happened on the last months in Ecuador, being here seemed surreal. Going out for a walk without worrying about being mugged, assaulted and/or worrying about catcalling is something that to this day I still don’t get used to. The first difference I noticed after being here for a couple of weeks is that Canadians are nice people; I knew that’s one of the main characteristics which they are known for but this time I started experiencing that day to day and to this day I still am surprised about kindness of people here. I’m sure there are exceptions, but I’m glad to know that in general… they are nice. In Quito I was (and still am), used to walk aggressively and with a fierce look in my eyes; also I need to be alert about everything that happens in the two block radios that I’m walking, i.e. if someone is staring too long, if the person walking on the other side of the road cross the street and if the steps behind me are too close. So one day in end of summer/beginning of fall time I was walking in the nice suburbs streets of Oshawa when I sensed that there was someone behind me and the steps were getting too close, I immediately turned around and face this person ready to scream in his face or run for help, when this elderly gentleman said: Good Morning and kept speed walking, so speedy indeed that I didn’t have time to say hello back  and adrenaline was still going through my body and that moment I realized that I was definitely not walking in La Mariscal streets in Quito. In the same way, people here say hello to you in a natural way weather it’s in a store, boutique or supermarket and going shopping is much more fun as the person usually says: “let me know if you need any help” and that’s it! I really don’t need two people coming every five minutes to ask me if I made a decision or if I’m ready to pay and that just makes shopping more relaxed.

Pedestrians have the preference to cross a street because they are crossing it in the right way; I still get funny looks when I cross a street because I run; in Quito, if you don’t run you get run over. My life in Canada is much more relaxed because people here follow rules when they walk and drive and that logic order make things to flow easily. Although, every now and then, I do miss the chaos of Quito, the convenience of doing whatever works better for ME, the lack of time due to a rushed life sometimes makes us not-very-nice, it could be that the level of distrust due to insecurity ( in all of the extend of the word), makes everyone to fight selfishly instead of as a team or community. Nevertheless, yes, I still miss that chaotic life, but then again how could I not miss something that I’ve known as mine for almost 30 years? That is my city, my land, the one that saw how I grew up and be whatever it is I am now. It’s like that song from Gloria Estefan.. “”La tierra donde naciste no la puedes olvidar porque tiene tus raíces 
Y lo que dejas atrás. La tierra te duele, la tierra te da en medio del alma, cuando tú no estás

Advertisements